Las ortigas

Características

 

Fertilizantes

El purín de ortiga previene la aparición de enfermedades como el oidio y el mildiu.

Una aplicación mensual será suficiente para compartir las enfermedades latentes.

En los comercios de jardinería hay polvo de ortiga para elaborar su propio purín, sin embargo, usted puede preparar el suyo propio.

  1. Coja unas ortigas recién recogidas y séquelas en una palangana o un cubo grande. Añade aproximadamente 10 litros de agua para 1kg de ortigas y mézclelo bien. Recomendación: Ponga tanta cantidad como pueda ya que su volumen se vera muy reducido una vez se descompongan.
  2. Tape con una hoja de plástico o una tapa ajustada y acuérdese de ir removiendo de vez en cuando durante varias semanas
  3. Pasadas unas semanas, cuando la mezcla esté descompuesta, cuélela en un cubo. Diluya el fertilizante con agua unas diez veces. Guarde la materia sólida como composta para un futuro uso.

 

Caldos sanitarios

  1. Calentar aproximadamente unos 4 litros de agua
  2. Una vez empiecen a hervir, añadir una cucharada de hojas frescas
  3. Acto seguido, retirar del fuego y dejar reponer unos minutos
  4. Pasarla por el colador y dejarla reposar unos 10-15 minutos

Deja un comentario

CatalanSpanish