fbpx

Un camino de losas

Las losas separadas, sin pulir, son perfectas para caminar por ellas, para que los niños jueguen a saltar de una a otra o para el paso de una carretilla. El flujo de las piedras serpenteando por el césped contribuye, además, al diseño, ya que permite guiar la mirada de una zona a otra del jardín.

Antes de decidir dónde va a poner el camino, piense en las idas y venidas de la gente en el jardín. Calcule cuántas veces, durante sus actividades cotidianas, va de un punto a otro. Una vez estudiadas todas las opciones y variables, trace la mejor ruta para el camino que desea construir. Piense que antes de calcular el número de piedras y la distancia que deberá quedar entre ellas. Realice una distribución «de prueba» sobre el césped para calcular qué separación es la más apropiada. No es importante que las piedras sean de diferente tamaño y  forma, ni siquiera que haya grandes diferencias en su grosor, siempre y cuando cada una de ellas tenga una cara lisa y en buen estado.

Material necesario

  • Losas: 9 losas recicladas de esquisto o caliza de unos 500 mm de largo. 400 mm de ancho y 50 mm de grosor
  • Arena fina: alrededor de un cubo de arena por piedra

Herramientas

  • Carretilla
  • Laya
  • Horquilla
  • Cubo
  • Taco de madera para golpear, de unos 500 mm de largo  60 mm de ancho y 50 mm de grosor
  • Mazo

Paso a paso

  1. Distribuya las losas en el césped espaciándolas para ajustarlas a la zancada de las personas que van a usar el sendero. Pruebe a realizar varios trazados -con curvas, rectas, ondulaciones- hasta que le agrade el efecto general. Coloque las losas una por una de modo que la mejor de sus caras quede hacia arriba.
  2. Use una laya pequeña, limpia y afilada para cortar la tierra alrededor de la piedra. Mantenga la laya vertical y corte hasta una profundidad de unos 200 mm, asegurándose de que los cortes se cruzan en las esquinas. Repita este proceso con todas las piedras alineadas.
  3. Retire con cuidado la piedra y déjela a un lado. Divida en cuartos la superficie definida y use la horquilla para levantados y ponerlos en la carretilla. Lleve el césped al montón de compost. Con la laya, excave el hueco hasta una profundidad de unos 150 mm.
  4. Trabaje a lo largo de la línea de losas, retirando el césped y la tierra, hasta que tenga una línea de agujeros en los que encajen las piedras. Preste especial atención a las esquinas de los hoyos: deben quedar bien marcadas y limpias.
  5. Mida el grosor de la piedra y la profundidad del agujero, y extienda una capa de arena de 80-90 mm. Después asiente la piedra en su sitio. Si es necesario, levante la piedra y ajuste la cantidad de arena de modo que la losa quede a unos 10 mm por debajo del césped.
  6. Una vez colocada la losa sobre la arena, ponga encima en diagonal el mártir de madera y use el mazo para golpearla con suavidad y asentarla bien.

1 comentario en «Un camino de losas»

Deja un comentario

CatalanSpanish